Mientras que los homosexuales de muchos países han alcanzado la igualdad ante la ley, aún nuestra sociedad está lejos de haber superado los prejuicios y la discriminación. Sin embargo, cada vez se observan más pasos en esa dirección. Veamos qué tiene que hacer una empresa para ser verdaderamente gay friendly, y por qué estas políticas la favorecen en diferentes sentidos.

Estamos en un mundo que cada vez recibe de mejor grado las propuestas de inclusión y diversidad, también en el sentido de la orientación sexual. Sin embargo, para que una compañía sea realmente gay friendly no alcanza con colgar un cartelito con los colores del emblemático arco iris. ¿Qué diferencia a las empresas que de verdad son inclusivas para con el colectivo LGBT? Y, ¿por qué a cualquier empresa puede favorecerla este tipo de política?

Lo que una empresa gay friendly NO es

Aún en países como España, con una legislación que brinda a las personas homosexuales igualdad de derechos en cuanto a matrimonio y adopción de niños, en algunas empresas los trabajadores callan o disimulan su orientación sexual, desperdiciando alrededor de un tercio de su energía mental en este esfuerzo, según explica Jokin Egaña, organizador del primer congreso de empresas LGBT friendly. Esto conlleva que trabajen más incómodos y sean, por lo tanto, menos productivos. Y las principales víctimas de esta situación son las mujeres lesbianas, que sufren una doble discriminación laboral: tanto por su condición femenina como por su orientación sexual.

Para que esto no ocurra, no alcanza con que la empresa dé un mensaje de “tolerancia”. La tolerancia implica aceptar la diferencia basándose en el presupuesto de que no deja de ser un “error” o una “anomalía” que se le perdona o se le admite al otro. Una verdadera empresa gay friendly debe basarse en los valores de I + D (inclusión + diversidad): aceptar y abrazar las diferencias como algo positivo y enriquecedor para todos, y favorecer desde su política corporativa un entorno de respeto, no de mera tolerancia.

Pasos clave para ser gay friendly

De acuerdo con la Asociación Española de Empresas Gay Friendly, existen una serie de pasos concretos a tomar para favorecer la inclusión y la diversidad en la empresa, y de esta manera impulsar los negocios a la vez que favorecer un clima de trabajo donde todos se sientan cómodos siendo quienes son.

Para empezar, la empresa debe crear una cultura inclusiva LGBT, y abrazarla dentro de sus valores corporativos, asegurándose de que se difundan entre todo su personal. Las políticas inclusivas LGBT deben poner especial atención a los sectores más vulnerables (los jóvenes, las mujeres, las personas trans) y la empresa debe velar porque se cumplan sus derechos. Para ello juega un rol clave el departamento de comunicación de la empresa, encargado de difundir los valores y de visibilizar a los trabajadores LGBT, de manera que no tengan que ocultarse o disimular.

Otros pasos a seguir son el establecimiento de un grupo de acogida (del cual formen parte también empleados no LGBT) y establecer un protocolo de actuación inmediata en caso de discriminación de cualquier tipo. Finalmente, utilizar el distintivo gay friendly dentro de la organización (así como en las redes sociales, plataformas, publicidades, etc.) sirve para marcar aún más la postura de compromiso de la empresa.

Cómo se benefician los negocios

No quedan dudas de que cualquier empleado del colectivo LGBT trabajará a gusto en una empresa que reconoce como valores la diversidad y la inclusión. Pero esta política no favorece solamente a las personas, sino que también hace diferencia en los números.

Para empezar, si se calcula que un 8% de los empleados de cualquier empresa son homosexuales, y que el hecho de no tener que estar ocultando su orientación sexual puede aumentar su productividad hasta un 20%, ya salta a la vista una importante mejoría. Un empleado que trabaja cómodo y relajado es más creativo, rinde más y mejor, y además se fortalece su sentimiento de pertenencia a la empresa y su compromiso con el trabajo.

Pero además, la inclusión de la empresa en una línea de políticas gay friendly hace que el público la vea como innovadora y moderna, aumentando su valor de mercado.

Empresas-apoyo-colecitvo-LGBT-Levis-StraussFinalmente pero no menos importante es el hecho de que la comunidad LGBT, de acuerdo con diversos estudios llevados a cabo en los EEUU, tiene un poder de compra superior a la media, siendo marcadores de tendencia, y por ello cualquier compañía que logre captar este segmento se asegura una mejor posición frente a las de la competencia.

En el mundo de las empresas, ejemplos como Google, IBM, Microsoft, Procter&Gamble, Coca-Cola, Procter & Gamble, AT&T, por mencionar algunos, muestran que las compañías pueden ser un ámbito de diversidad e inclusión, y que esto no solo favorece a los empleados que trabajan en ellas, sino a ellas mismas en sus negocios.

DEJA UNA RESPUESTA